Los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

Principal Arriba Edith Gómez Índice Novedades Contenido

Argentina afuera

Publicadas nº 1 Publicadas nº 2 Publicadas nº 3 Las truchas Recetas nostálgicas Embutidos caseros Recetas familiares Recetas con historia Recetas Coloniales U n i v e r s a Los embutidos Las recetas de hoy Recetas de los ayeres Argentina afuera Tiempos difíciles Tiempos de fiestas De todos los días Mitos y Sugerencias Recetas imposibles Pignolerie Si el cerdo volara

 

Tradiciones argentinas en el mundo

Los pueblos que emigran llevan sin saberlo todo el acervo de su País. En un cierto momento, estando lejos, se empieza a despertar aquel conjunto de bienes morales y culturales acumulados por tradición y herencia. Y no sólo se quieren recrear, también difundir con mucho orgullo en la tierra de adopción. Nos ha pasado a todos nosotros, los inmigrados, en tierra argentina. Se logra así convivir con dos amores, el de la nostálgica tierra que dejamos y la nueva que nos da otras oportunidades: la única bigamia permitida en el mundo occidental...

Es una lástima no poder transcribir aquí los eventos que se han desarrollados, por ejemplo, en Sri Lanka, en Singapur, en las Islas Hawai, en Suecia, en México, en Canadá, en Australia, etc., por no tener más las constancia de los mensajes recibidos. ¡Los virus son terribles!

Pero desde ahora me propongo no perder la ocasión de hacer conocer todo lo que me comunican los argentinos que mantienen bien alta la celeste y blanca fuera del País.

Un argentino en Santo Domingo, República Dominicana.

Mi respeto y saludos desde aquí, Republica Dominicana.
 
Confieso que he usado en su momento algunas recetas tuyas que me han sido de una utilidad inigualable, como de la morcillas y otras. Las recomiendo todas por ser buenas y fáciles.

He aquí algunas fotos de la Parrilla, a puros colores e imágenes argentinas, que poseo en Santo Domingo hace varios años. (...) Te envío un plato que se come a diario en mi negocio.

José Luis Adriel.



Costillar de cerdo con cuero a la parrilla.

 
Preparar el costillar de cerdo recortando las costillitas, de unos 25 kilos en este caso, más pequeño mejor, solo que aquí en Santo Domingo no lo venden tan pequeño.
Salar a gusto, untar con un poco de ajo mezclado con aceite común y ají molido del picante. Una vez que  la costillitas estén bien dorada y cocinada al medio se les puede agregar lo que  se desee. La cocción tarda una hora y media a fuego constante normal, luego una media hora más o menos mas a fuego lento. Dejar reposar unos minutos antes de servir .
Aquí, las acompañamos, con uno de los pocos vinos argentinos disponibles como el Trapiche, tinto Cabernet Suavignon. Va pan fresco, ensaladas frescas.

 

 

 

Argentina en Japón

Mientras en Argentina entramos en las sombra de la noche, en Japón en la ciudad de Miyagi, Prefectura de Sendai, unos 400 kilómetros al norte de Tokio, en el día siguiente, el sol está ya alto sobre el horizonte.

En ese lugar se desarrolla un Festival de Cosquín, cuyo ganador interviene luego en el de Argentina.

También tienen su presencia las tradiciones y la gastronomía por el empuje de la señora Liliana Nishioeda, hija de un japonés inmigrado en el país. Se muestran nuestra comida en fiestas, festivales universitarios, reuniones con amigos.  Evidentemente se hace lo que se puede en concretar los platos, pero de todo modo y con su proverbial paciencia, a los japoneses les encantan...

 

 

Estimado Pasqualino:

                                ¡Antes que nada muchas gracias! (...) me da un poco de vergüenza, a la vez  me siento orgullosa, de poder compartir esta impronta que llevamos muy marcada en nuestros corazones. La verdad que muchos, casi nadie, nos entienden cuando decimos que somos argentinos, ya que nuestras caras da para confusiones, entonces tenemos que explicar todo, desde nuestros orígenes, y concluir que realmente somos argentinos con mucho orgullo.

Tanto en nuestras reuniones como en el stand, ponemos música folklórica; Los Nocheros nos acompañan siempre. Por eso cuando abro su pagina, además de quedarme enganchada con las recetas, la música me invita  a recordar y se me pone la piel de gallina, me encanta, ¡muchas gracias!. De verdad que hace sentir a uno como en su tierra.

Estoy pensando empezar a tomar clases de tango y si se puede de folklore, (...) aunque parezca mentira aquí muy cerquita tenemos un grupo o club de tango, y una vez por mes vienen profesores argentinos a dar clases desde Tokio.

(...) Un fuerte abrazo,

Liliana

melanyvanesa@gmail.com

 

 

Un colegio a la argentina en Francia

 

 

El evento ha sido organizado por la profesora María Rotelli cuyo mensaje transcribo:

Estimado Pasqualino,

Me alegro poder mandarle hoy unas fotos de la comida argentina que se hizo en abril en el colegio donde soy profesora, en Narbonne. Todo fue preparado por un grupo de alumnos, con recetas y consejos que usted nos mandó, y se hizo en un aula-comedor del colegio. Las empanadas eran de carne y de pollo. No faltaba la decoración  celeste y blanca, ni la música de tango que se escuchó durante todo el encuentro, y que se bailó después del café. Todo queda en las memorias como un momento muy convival y alegre.
Compartiendo el recuerdo con usted, le mando mis saludos y agradecimientos.

Maria Rotelli

 

 

 

Un argentino en Irlanda

Hola Pasqualino, no sé si me recuerdas, soy el argentino que vive en Irlanda desde hace 3 años y además chef...bah, ¡cocinero! Te escribo nuevamente para saludarte y darte la gracias por enriquecerme tanto con tu Web. Leyendo sobre la paella me dio gana de escribirte ya que además de todo lo que tenemos en común, según creo, ser sicilianos. Mi familia es de Agrigento, pero mi padre vive en irlanda...   ... te envío unas fotos con algunos del grupo del hotel donde trabajo, el que está arriba del tarro de mayonesa es el chef ejecutivo (sueco), él está apoyado en mí y yo al lado de la única dama del grupo, así me puede reconocer.

Abrazos grandes y gracias por estar allí, que tanta falta hace para quienes de una forma u otra nos tuvimos que ir....Quizás esté por Mar del Plata en enero, si Dios quiere.

Gustavo

En cuanto a mi origen, Gustavo no se ha equivocado. Sí, soy su conterráneo, siciliano y de Palermo.

 

Desde Berna, una buena sopa de zapallo

Con un mensaje impecable que transcribo sin modificaciones, la señora Elizabeth Rugiati Hirschi me hace llegar una receta para el frío invierno helvético que nos viene bien en este momento a todos nosotros con la llegada del primer frío.


Estimado Pasqualino:

Desde Suiza quiero felicitarlo y agradecerle por la excelente página. Soy argentina y vivo en Berna, Suiza desde hace ya cuatro años. Tengo que decirle que su página me ha servido en muchas oportunidades y me ha abierto el espectro de la cocina que en mi querida tierra se limitaba a los churrasquitos con ensalada. Viviendo en un país donde la carne vacuna pasa a ser casi un lujo por su elevado precio, recurrí hace ya tiempo y de casualidad a su página, buscando posibilidades que se adapten a la oferta gastronómica de este país. Es así que he elaborado, y junto con mi marido suizo degustado, muchas de sus ricas recetas.

Nuevamente gracias por su bonita y cálida página. Cada vez que la visito es para mi un reencuentro con mi tierra y sus costumbres, con sus gentes, sus sabores y sus olores.

Muy humildemente quiero acercar a Usted una de mis recetas, ideal para los fríos inviernos suizos:

Sopa de Zapallo

Ingredientes: 1/2 zapallo o una calabaza, 1 cebolla, 1 diente de ajo,  perejil, caldo de verdura (aprox. 3 vasos), 1 taza de crema de leche, medio vaso de vino blanco, queso rallado parmesano, sal, pimienta, pimentón colorado dulce y picante.

Hervir el zapallo o calabaza. En otra sartén saltear la cebolla con el ajo. Procesar estos ingredientes junto con el zapallo hervido y el perejil. Agregar todo en una olla junto con una taza de caldo de verduras y cocinar a fuego medio hasta que hierva. Salpimentar y incorporar una cucharadita de pimentón dulce y media cucharadita de pimentón picante. Ir agregando de a poco el resto del caldo de verduras. Revolver constantemente. La consistencia tiene que ser cremosa. Incorporar la crema de leche y dejar hervir un tiempo más. Por ultimo añadir el vino blanco y el queso parmesano rallado. Revolver dos minutos más y servir bien caliente. Adornar con hojitas de perejil.


Afectuosamente,

Elizabeth Rugiati Hirschi
 

 

Enrique Lema, argentino que desde 23 anos vive en Sud África en Johannesburg, me hace llegar estas fotos. La paella no tiene nada que envidiarles a los españoles...

 

 

 
 
 
 

 

 

Pulse  F11  para pantalla completa

 

 

Pasee por los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

Principal ] Arriba ]

Enviar correo a  Contacto  con preguntas o comentarios citando lugar de residencia.
Todos los derechos reservados  La Cocina de Pasqualino Marchese

Última modificación: 12 de mayo de 2017