Los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

César Bustillo

Los murales del vestíbulo del Gran Hotel Provincial

Allá por el mes de septiembre u octubre del 1964 con otros colegas fui invitado al acto y cena para conferir al eximio ciudadano argentino, don Teodoro Bronzini, con raíces italianas, precisamente de Puerto Recanati, el título de ‘Commendatore’ de la Repubblica Italiana. El lugar era justo en el Hotel Provincial de Mar del Plata y era la primera vez que ponía pie sobre el asfalto de la ciudad. Al entrar me impresionaron los audaces murales del vestíbulo y como no hablaba una hache de castellano, en silencio recorrí el ancho pasillo hacia el gran salón., que creo se llamaba Dag Hammarskjöld en honor al líder de las Naciones Unidas recién desaparecido. Pero alguien se había percatado de mi admiración por la obra y en seguida se apresuró a entablar conversación hablándome con vergüenza, peste del autor y de su mural.

Los años pasaron… Pero, la poca consideración por el autor se ha acentuado, yo diría que está más en el mundo del olvido. Sin embargo, grandes muralistas como Juan Bauk, lo han apreciado siempre desde un principio y con justos homenajes a su memoria.

César Bustillo, era hijo de Alejandro, arquitecto argentino, autor de la inmensa obra del complejo Casino y Gran Hotel Provincial de la ciudad de Mar del Plata y de muchas más en el país y en el extranjero. De corta vida, había nacido el 21 de noviembre del 1917 en la localidad de Plátanos cerca de Buenos Aires y donde

falleció en soledad el 7 de abril del 1969. También vivió en el lugar, la primera residencia reconstruida por el padre, observando y queriendo la naturaleza y el entorno con noches estrelladas, arboledas, murmureos de arroyos, cantos de pájaros e insectos, caballos, vacas y vientos. No llegó a concluir la carrera de arquitecto, educándose de la inmensa biblioteca familiar y aprendiendo de la sabiduría de la gente de campo. Incursionó en la pintura, el dibujo, la escultura y el fresco; con éste en la Capilla familiar logró una representación de la Vía Crucis con personajes semidesnudos y acriollados y metafóricos. Vendida la propiedad y transformada en colegio, la obra fue tema de risas y burlas, tanto que fue cubierta con un pesado cortinado y luego con pintura. Una constante de sus próximas obras.

En el 1948, por ofrecimiento del padre empieza la ejecución de los murales en el atrio del Gran Hotel Provincial. Éste se inauguró en 1950 cuando César tenía 38 años.

No tanto ahora, pero sí entonces, en la ciudad y la costa atlántica eran relevantes los constantes vientos que casi todo el año aminoraban la vida de sus habitantes.  A esos se inspiró el artista para representar un conjunto alegórico de recreados personajes míticos insinuando las estaciones del año.

Escogió a Eolo, dios de los vientos, para que se uniera con diosas ‘fenomenales’ americanas: la sensual Tórrida, la gélida Antártica, Cordillera y Nube de las cuales nacieron los ‘Eólidas’, respectivamente Eólida Tórrido identificando los vientos cálidos del norte, Eólida Antárctico por los fríos del sur, Eólida Andino por los secos del oeste y Eólida Atlántico por los vientos húmedos del este. Las cuatro nuevas deidades, ubicadas y orientadas según los cuatro puntos cardinales, desnudas y de fuertes rasgos, acriolladas y americanistas: Tórrido tiene alas de guacamayo, Andino de cóndor, Atlántico de albatros. Otras escenas muestran pescadores de un lugar costero del Océano, otra con jóvenes arriando caballos a la orilla del mar, otra con un paisano apartando un recio toro semental, otra con dos aborígenes cabalgando libremente por la Pampa. Incluye también un naufragio, recurrente en la pesca de Mar del Plata y en especial modo el del ’44 para fines de agosto que acarreó la perdida de varias lanchas y pescadores. Y finalmente teros y grandes gaviotas, mares y llanuras y el autor mismo en un rincón exaltado por el movimiento con prominentes curvas, músculos y articulaciones.

La obra fue realizada con la técnica de pintura al fresco, es decir la que se hace en paredes y techos con colores disueltos en agua de cal y extendidos sobre una capa de estuco fresco. Todas estas desnudeces ostentosas llenas de significado alegórico (qué es esto) airaron, desdeñaron, molestaron, la sensibilidad de los nuevos ricos, pues el dinero ahora le daba el derecho a entender de arte y muchas cosas más, de los envidiosos y resentidos que quedaron de lado habiéndose ellos propugnado como autores o ejecutores (los había de todo tipo, como siempre), de los moralista o directamente imbéciles…

Comités para el restablecimiento de la moral, en un 1954 convulsionado por hechos políticos y sociales, indujeron a las autoridades a pedirle a Bustillo que vistiera los desnudos. Así que para el 1er Festival de Cine de Mar del Plata en el 1955 todos los murales estaban cubierto por un espeso telón. A fin del mismo año la gente de La Marina que se hizo cargo de la intervención del complejo ordenó que se descubrieran otra vez desclavando literalmente los lienzos. No duró mucho. En el mismo día que el autor se preparaba para tapar los agujeros y martillazos y repintar lo dañado, otro iluminado interventor provincial repuso las telas (bien planchadas) clavándola, esto sí en el mismo agujero de los iniciales.

El prestigioso crítico Rafael Squirru desde el diario El Mundo obraba para que fueran mostrados, mientras tanto la Dirección de Cultura de la Provincia de Buenos Aires nombrada una comisión de destacados intelectuales argentinos para que dieran sus opiniones sobre el asunto: la integraban Manuel Mujica Lainez, Ballester Peña, Héctor Basaldúa y Jorge Romero Brest. Nunca se supo del informe, seguramente retardado el algún cajón de la burocracia, y para siempre.

Mientras tanto se llega al 1962, año en que la concesión del Hotel Provincial fue tomada por la firma D’Onofrio que acertadamente pidió un responso a la Dirección Nacional de Bellas Artes que secamente respondió no poder evaluar los fresco por pertenecer ahora en un espacio privado. ¡Vaya qué elegancia! Ante esta deliberada esquiva maniobra la firma hotelera decidió valerosamente descubrir los murales.

Hasta los comienzo de los ’90 todavía los murales se podrían admiran, pues los grandes pasillos estaban habilitados como muestra de obras de un gran número de pintores argentinos. Hoy, 27 de agosto de 2006,  he tenido la suerte de poder visitar el vestíbulo y la parte de estar del primer piso, habilitados magníficamente en ocasión del Primer Congreso de Cultura Argentina. ¡Un lujo!

 Sintetizado de varias fuentes por Pasqualino Marchese, Agosto de 2006

 

 

 

El critico argentino Juan Bauk memorando recientemente a César Bustillo:

(…)Es autor de los seis murales al fresco que decoran la entrada del Hotel Provincial de Mar del Plata, realizados a partir de marzo de 1948 e inaugurados en 1950. Estos trabajos, que han sufrido toda suerte de escarnio, se encuentran hoy en estado de abandono como obras de arte, a pesar de ser, por tamaño y calidad, una de las obras murales más importantes del país.

El trabajo de César Bustillo echa raíces en lo popular, no como postura intelectual, sino como actitud existencial. Su obra abreva en las imágenes del mundo que ama y las transforma plásticamente en una epopeya universal.

A los caballos, la gente del campo, los pájaros y el cielo abierto de su Plátanos natal los interpreta con características épicas y mitológicas, dotándolos de identidad genérica y universal.

Su visión de este mundo no es testimonial ni naíf, sino épica y poética.

Los personajes de sus murales, llenos de sutil y poderosa sensualidad, plenos de vida, desarrollan el drama de su existencia en una atmósfera épica de reminiscencias clásicas, donde no faltan los personajes simbólicos de la mitología antigua, en paisajes desolados y austeros.

No hay en la construcción de sus imágenes ningún elemento que no cumpla una función simbólica, casi siempre intencional, como puede confirmarse en documentos del autor que explican el significado de los trabajos.

Los murales de Bustillo alcanzan monumentalidad y fuerza miguelangelesca, partiendo de un lenguaje absolutamente personal y argentino. No sería extraño que esta última característica fuera la causa del desprecio que algunos integrantes de la 'intelligentzia'  vernácula manifestaran por su obra.

La de Bustillo es una visión humanista del hombre, exenta de afeites e hipocresías. La desnudez de sus personajes los remite a su estado esencial de 'ser humanos'. Esta desnudez, que se hace extensiva también al paisaje, se nos presenta como una posible alegoría del mundo de lo 'esencial', del "Spiritu Mundis".

La ignorancia provinciana, la perversión reprimida, los celos de sus coetáneos y la indiferencia individualista de sus contemporáneos, le han hecho padecer a este luminoso artista no pocas humillaciones.

Sus obras han sido objeto de destrucción, ocultamiento, enjuiciamiento, (...) y denostación por parte de cuanto mediocre crítico, académico o funcionario tuvo oportunidad de explayar su estupidez sobre ellas.

Por supuesto que también recibió el apoyo y reconocimiento de críticos, público y artistas, entre ellos David Alfaro Siqueiros, el genial muralista mexicano, quien respecto de Bustillo manifestó "es una pena que no haya nacido en México".

Rescatar a César Bustillo y su obra del olvido y la indiferencia no sólo es un acto de justicia tardía para el autor, sinó que, además, es un llamado de atención para la preservación de nuestro patrimonio cultural. No sería extraño, en los tiempos que corren, que algún funcionario decida privatizar las instalaciones del Hotel Provincial, para instalar un shopping o algo por el estilo, comprometiendo el destino de estas obras.

Como muralista, a mi leal entender, César Bustillo, merece uno de los primeros lugares que la historia del arte nacional debe a los maestros en esta disciplina. No disponemos de tantos con tan alta calidad en esta técnica específica, como para darnos el lujo de no valorar adecuadamente a este artista y su obra.

 

 

Eólida

La antigua Eólida ocupó el conjunto de los estrechos, limitando por el norte con las costas del Mar Negro, formadas por cadenas de antiguos macizos paralelos, y por el sur llegaría a la desembocadura del río Hermos. Es una zona de transición entre el Mar Negro y el Egeo, en la que se intercambian corrientes de agua dulce y salada, respectivamente, surcando los estrechos constituidos sobre antiguos valles fluviales. Las alineaciones de montañas atravesadas por depresiones configuran una costa abrupta y con escasos abrigos, si exceptuamos la gran hendidura en tierra firme que forma el golfo frente a la isla de Lesbos. El territorio más meridional, que ocupaba en toda su extensión el litoral Egeo, fue poblado desde sus comienzos por los Jonios, constituyendo, por sus más favorecidas condiciones, la región más próspera y hegemónica entre los griegos del Asia Menor. Llegando a aglutinar en la denominación de Jonia otras dos regiones anteriormente autónomas. Presentaba su relieve un conjunto de valles excavados en los pliegues del macizo del Tauro, dispuestos perpendicularmente a la costa mediterránea, lo que condicionó la formación de cabos y golfos alternativamente, configurando un litoral accidentado, más acentuado si cabe por sus cercanas islas, último exponente de los plegamientos elevados. Las condiciones orográficas, la influencia del clima benigno y los cauces de agua favorecieron los cultivos agrícolas, no ya sólo de cereal, sino olivo, vid y hortalizas, que encontraron un suelo y una climatología idóneos para su producción intensiva y de renombrada calidad. Pero no sólo constituyó la región un lugar de nuevos asentamientos, sino que aprovechando los valles se establecieron contactos comerciales con las regiones interiores, que necesitaban su salida al mar, intercambiando materias primas para su transformación y cereal para la exportación al continente griego. Estas rutas vinieron a significar el contacto directo con los antiguos Estados orientales, de gran desarrollo comercial, del que Jonia incluso llegó a aprender el uso de la moneda y sus propios sistemas de pesas y medidas.

 

Museo Taller "César Bustillo"

“ Sólo reflejarás a mi alma en ese recinto"

Primer Aniversario del Museo Taller “César Bustillo”

El sábado 1º de diciembre de 2007 se realizará una jornada cultural organizada por la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Berazategui con motivo de cumplirse el primer aniversario del Museo Taller “César Bustillo” y se celebrará un homenaje al Arquitecto Alejandro Bustillo a veinticinco años de su fallecimiento.

Cronograma de actividades

A partir de las 13 hs. se convoca abiertamente a artistas plásticos de Berazategui para realizar trabajos libres en el mismo Museo, ubicado en Calle 43 “César Bustillo” entre 156 y 157, Plátanos. Alrededor de las 16.30 hs. el Conjunto de Cuerdas de la Secretaría de Cultura y Educación brindará un concierto abierto al público con entrada libre y gratuita. Luego de la actuación del conjunto musical se desarrollará la apertura de una Muestra Fotográfica “Homenaje a Alejandro Bustillo” en la Biblioteca Popular José Ingenieros, en Calle 157 Nº 4380 e/ 43 y 44, a una cuadra del Museo.

Pasadas las 17.30 se realizarán visitas guiadas para el público y a las 18.30 hs. el Arq. Eduardo Puszczyk brindará una conferencia sobre el Arq. Alejandro Bustillo en el Salón de Actos del Colegio María Ward. Luego de la exposición cerrará las actividades el Coro de Plátanos que dirige la cantante Lucía Ceresani. En caso de lluvia las actividades al aire libre de pintura, música y visitas guiadas se suspenderán.

El Museo Taller "César Bustillo" fue inaugurado el 21 de noviembre de 2006 a partir de la donación que hizo la familia Bustillo de un inmueble que fuera taller y modesta vivienda del artista plástico. La restauración de la propiedad fue realizada con el apoyo del “Programa de Preservación de Obras Públicas de Ingeniería y Arquitectura” implementado por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.
El Museo Taller fue creado para la “protección y difusión de la obra y la vida de César Bustillo” y como espacio abierto para la participación de artistas plásticos promoviendo la realización de actividades vinculadas al arte en general y al arte público en particular. 
Se trata de un pequeño edificio que forma parte del conjunto arquitectónico “La Estancia” construido como vivienda familiar y cabaña por el arq. Alejandro Bustillo y declarado “Sitio Histórico” por Ordenanza 3213/99 del Honorable Concejo Deliberante de Berazategui.
En este espacio de intimidad y reclusión, César Bustillo realizó gran parte de su producción artística y, a través de los años,  fue realizando escritos murales e inscripciones en pilares y cerramientos del taller, expresión de su particular modo de interpretar e interpretarse.
El Museo Taller conserva la integridad de su acervo original integrado por pinturas, esculturas, dibujos, libros de su biblioteca particular, herramientas y efectos personales de César Bustillo y posee, por sobre su materialidad, la capacidad de impactar en nuestra conciencia como fruto inequívoco de la espiritualidad humana.
El parque que lo enmarca testimonia la profunda vinculación del artista plástico con la naturaleza y refleja su admiración por el escritor y naturalista Guillermo Enrique Hudson. Entre las especies arbóreas se destaca un ombú, retoño de un ejemplar de la Estancia “Los 25 Ombúes”, que César Bustillo obtuvo en una de sus asiduas visitas al lugar.
Se encuentra a unas seis cuadras de la estación ferroviaria y lo rodean instituciones educativas, culturales y de recreación de gran significación comunitaria.

museo bustillo

 
 
 
Entrada libre y gratuita. Visitas guiadas para escuelas e instituciones: solicitar turno al +54 11 4226-4244.
Calle 43 “ César Bustillo” entre 156 y 157, Plátanos, Berazategui.

Horarios: Diciembre, Febrero y Marzo: Sábados, Domingos y feriados de 15 hs. a 19 hs. Abril a Noviembre: Viernes de 10 a 12 hs. y de 14 a 16 hs.  Sábados, domingos y feriados de 14 a 17 hs. Enero cerrado al público.

 

 

Los Murales de Abel Jorge Magnani

 

Magnani Mural   Magnani Mural   Magnani Mural  Magnani Murales

Magnani Mural  Abel Jorge Magnani Mural  Abel Magnani Mural   Jorge Magnani Mural  Magnani Mural  Magnani Mural

 

¡Sorpresa!

El Gran Hotel Provincial se abrirá con excepcionales restauraciones en ocasión del 23.° Festival Nacional del Cine que se desarrollará en Mar  del Plata el 23 de noviembre de este año 2008. La más decepcionante parece ser ésta:

 

 

Preservación

Al igual que ocurrió con la fachada del edificio, restaurada por cuenta del gobierno bonaerense con participación de especialistas de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Mar del Plata, también algunos espacios interiores deben ser preservados en su totalidad, según se establece en los pliegos de licitación.

El arquitecto Alejandro Novakovsky asesora en la materia para que nada se altere en el lobby, los murales de planta baja que son obra de César Bustillo, hijo de Alejandro; el salón Circular del primer piso, las escaleras y la suite Gobernador.

Pero, más allá de estos espacios, los responsables de la obra tratan de rescatar todos los materiales originales que están en buen estado. Por ejemplo, los pisos de roble de Eslavonia y caldén que ya vuelven a brillar. También buena parte del mobiliario, que es restaurado por la misma empresa, realiza similar trabajo en el Teatro Colón Porteño. Sobreviven en los pasillos las luminarias de bronce, las arañas colgantes en algunas suites y otros equipamientos de interiores, algunos de los cuales son obra del destacado diseñador francés Jean-Michel Frank.

Y se incorporan materiales nuevos sin afectar la imagen. Por ejemplo, los ventanales de doble vidrio. "Hay nuevas condiciones de confort que no existían en otras épocas y hoy resultan indispensables", explica Mariani y exhibe ventanales de PVC que respetan la apariencia de los originales de madera. "La consigna -cuenta- es intervenir en el edificio sin que se note esa intervención."

Diario "La Nación" de día 9 10 2008

 

Trayectoria

Inicia su carrera artística en 1965. Desde entonces hasta los 90 utiliza numerosos halls y lugares, sobre todo en la ciudad de Mar del Plata, para hacer conocida su producción. Al mismo tiempo presenta su obra en distintos concursos.

Entre los años 1990 y 1993 realiza en distintas Regiones de Italia 58 murales de arte religiosa junto a otros temas, entre los que se encuentran los murales del salón principal del “Centro Italiano di Solidarietà di Roma” CeIS, ubicado en Castel Gandolfo localidad que depende del Estado de la Ciudad del Vaticano. En el año 1994 “Expo América” inaugura su recorrido por la plástica internacional, con una de sus obras.

Es Miembro de la Exposición Internacional Itinerante de los 100 mejores artistas plásticos de Arte Religiosa en América latina “Fundación Fraternitas”.

En nuestro país lleva realizados más de 200 murales, entre los que se destacan la creación y ampliación del monumento al Cacique Calfucurá en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, el mural fue realizado en mosaico veneciano sobre los 22 mts de altura que posee el “Hotel Calfucurá”, hotel que luego será considerado por la secretaria de cultura de la Provincia de La Pampa, como figura emblemática de la región. La cúpula del “Gran Hotel Provincial” de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, realizada como circulo de prensa para los juegos Panamericanos, con sus 80 mts de diámetro. Los murales del Salón de las columnas del mismo hotel. Los murales del hall de entrada del “Casino Central” de Mar del Plata, entre tantos otros.

De los murales realizados en Argentina varios han sido declarados como Bien Cultural de Interés Nacional, los que recientemente entraron en esta categoría son: “El Hotel Calfucurá” en Santa Rosa la Pampa, nombrado por la Gobernación de la Provincia de la Pampa, los murales del “Gran Hotel Provincial” de Mar del Plata, nombrado por la Provincia de Buenos Aires y la Mansión “Dandi Royal” en la Ciudad de Buenos Aires, nombrado por la Dirección de Cultura de la Nación.

En el año 2000 el Presidente de la Casa de Las Américas “Islas Canarias” lo distingue con el Diploma y Trofeo de Honor por su destacada labor en las artes plásticas.

En la actualidad Abel J. Magnani después de un incansable andar por los caminos introspectivos de su creación, prepara en su atelier su primer exposición en Londres, su viaje a California para realizar un homenaje al tango argentino y una serie de proyectos a realizar en la Ciudad de Buenos Aires, el material grafico de esta serie de nuevos proyectos los encontrara en la sección nuevo materia

Del sitio de: http://www.abeljorgemagnani.com.ar/trayectoria.html

Bajar Curriculum en pdf

 


 

Otorgamiento de la distinción de Mérito Ciudadano del Partido de General

Pueyrredón al Señor Abel Jorge Magnani, por su destacada labor en el campo artístico.

Mar del Plata, Concejo Deliberante, 6 de abril de 2009

 

Con clic derecho abra el vínculo en una ventana o pestaña nueva

 El cuadro donado al Municipio para ser emplazado en Villa Victoria, donde Borges había sido invitado varias veces por la Ocampo  invita a entrar en un sueño. A la izquierda emerge el hombre nuevo, omnipresente y omnipotente, que mueve los hilos de emblemáticas marionetas. La atmósfera se vuelve indefinida, intemporal, trasportándonos a convivir con la magia.

 

Reabertura del Gran Hotel Provincial - Fin del 2008

 

 

 

 

El Teatro Auditórium

     

El 'foyer' del Teatro AuditóriumLos 11 escalones de la entrada al teatro

 

Atrás a  Mar del Plata  a  Los Hacedores

 

Pasee por los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

Enviar correo a  Contacto  con preguntas o comentarios citando lugar de residencia.
Todos los derechos reservados  La Cocina de Pasqualino Marchese

Última modificación: 12 de mayo de 2017