Los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

El Horno de Beto Conca

¿Cómo anda amigo? Aquí le mando las fotos prometidas. Espero que el próximo horno salga mejor. Cocinamos un pollito y salió bastante bien. Qué estas fotos le sirvan a otras personas como a mí me sirvieron las suyas. Muchas gracias y a disposición. Un abrazo, Javier Conca.

 

 

El Horno de Luis Humberto Gómez Yepes

en el Municipio de Guarne, Dep. de Antioquia, Colombia

Hola Pasqualino: Después de mucho ir y venir, ensayos, errores, aciertos y nuevos esfuerzos, ahora me acerco a una versión casi definitiva del horno que he querido y (...). Nótese que el horno está construido literalmente sobre la tierra (barro) en un talud de la casa, (...). Agradezco todo tu apoyo y comparto algunas fotos. Saludos.

 

 

 

El Horno de Hernán Chanove

en Arequipa, Perú

 

Amigo Pasqualino: acuerde a nuestra conversación te envío fotos de la construcción de mi Hornito, espero que las puedas publicar. Como te dije mi nombre es Hernán Chanove y soy de la ciudad de Arequipa, Perú.

Como se puede observar está construido con ladrillo y barro, fue nuestro diseño y tiene una particularidad que es un poquito alto y termina con una chimenea, la base con vidrio molido, sal y ladrillos refractarios con un diámetro de base de 0.95 cm

Realmente es una maravilla; el solo hecho de prenderlo ya nos fascina y es un relajo. A la fecha hemos cocinado corderito (piernas costillares, cabezas) lechoncito, rocoto relleno (comida tradicional de esta tierra ) pizzas, pancitos rellenos con queso, empanadas y otros manjares.

Posteriormente te enviaré algunas recetas.

Cualquier consulta estoy a tus ordenes.

Un abrazo

Hernán

 

 

El Horno de George Daly

en Houston, Texas, USA

 

Mi estimado don Pasqualino:
                           Llevo más de 30 anos viviendo en la zona de Houston, Texas. A través de los años he sonado con poder tener una parrilla en el fondo de mi casa. A través del tiempo fui diseñando y re-diseñando, consultando fuentes de todo tipo: desde las parrillas de mis familiares y amigos durante visitas hasta el Internet. Todo este estudio era porque quería estar seguro de que cuando tuviera la guita podría construir la parrilla de mis sueños y hacerlo como corresponde.

Mientras este proceso avanzaba, descubrí su sitio. A partir de ese día y viendo las fotos de varios de sus discípulos de todo el mundo, mis ideas fueron cambiando; ¿como no se me había ocurrido tener mi hornito también?

Hace un año, construimos la base de cemento de lo que seria la superficie total de nuestro quincho. Al poco tiempo le describí mis ideas a un amigo constructor. David inmediatamente se entusiasmo y empezó a hacer sugerencias de todos tipos. No en cuanto a las necesidades de la parrilla en si, pero en cuanto al ambiente, entorno y apariencia de la obra en si.

Ofreció ayudarme con toda la mano de obra al costo y nos pusimos, ahora si en serio, a dibujar en detalle lo que seria el quincho del cual le mando fotos.

Su entusiasmo por todo lo argentino, es algo que me ha asombrado desde que vi su sitio por primera vez. Sus planos e instrucciones para el horno, complementado por las fotos detalladas de sus seguidores tanto locales como internacionales son la razón por la que me siento honrado de tener un "horno de pasqualino" en mi casa.

Le mando las fotos de el proyecto casi terminado (en tres correos separados). Nos falta la parte eléctrica que en los próximos días terminaremos. Cuando se complete, le mando fotos de noche.

Otra vez gracias a su sitio y fotos de los cortes y el desposte, he encontrado un carnicero que me esta cortando tiras de asado, colitas de cuadril y vacíos. También me ha hecho los chorizos en base de una receta de mis familiares en La Plata.

El sábado, 28 de Abril del 2007, es la inauguración oficial y quiero que sepa que todos, argentinos y gringos levantaremos nuestras copas con un buen tinto de Mendoza, en su honor.


Muchísimas gracias por su entusiasmo y pasión en la educación de todo lo argentino.

Un fuerte abrazo,

George Daly


 

 

El Horno de Jorge Caballero

en Bahía Blanca

Hola!!!

(...)

Les mando un par de fotos de mi horno de barro en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires.

Mi nombre es Jorge Caballero.

El horno tiene 2ms de diámetro, base redonda para leñero.

No tiene tobera, tiene un doble techo a chimenea.

Un abrazo

Jorge

 

 

El Horno de Sebastián Armentano, en San Martín, P.cia de Buenos Aires, Argentina

Pasqualino yo en un momento te realice una consulta durante la construcción
y quedé en mandar unas fotos. Aquí van algunas de ellas. Hace unas
semanas el horno está en uso: lo estamos disfrutando con todo haciendo
pizzas, panes, empanadas, y con amigos el fin de semana con un corderito.

Somos de San Martín, Buenos Aires.

Desde ya muy agradecido.

Un abrazo,

Sebastián Armentano

 

El Horno de la Familia Lagraba, Las Varillas, Córdoba, Argentina.

Estimado Pasqualino:

Mi nombre es Fernando Lagraba soy de Las Varillas (Córdoba) Argentina.

Me dirijo a usted con el simple echo de mostrar  con orgullo el horno de barro que construí gracias a aporte logístico y  técnico de un amigo y a la visita de su página Web (...). Dado a mi poca experiencia en la construcción me costó tomar la decisión pero con los consejos adquiridos en su página me entusiasmé y ahora toda la familia está muy contenta porque lo disfrutamos al máximo. Es muy bueno mostrar y disfrutar del éxito de lo que uno construye con sus propias manos .

Paso a mostrar fotos.

(...) ahora cocinamos lechones, pollos y una gran variedad de recetas. Mis amigos me bautizaron El Hornero.

 

 

El Horno de Ariel y Sergio Marturano, de City Bell, La Plata, Argentina.

Nueva experiencia: la aventura del horno de barro.

Soy médico, me dedico a emergencias…  así que deducirás que mi experiencia en construcción es nula; jamás había arrimado dos ladrillos para ver que sucedía… Pero desde hace un tiempo venía con ganas de probar, y encontrando tu página y leyendo la experiencia de otros, fue como me atreví.

Invité a mi padre, Ariel, que vive a 600 Km. Eso demandó casi seis meses de espera hasta que se integró y comenzamos la “aventura” (su experiencia en construcción no es mucho mejor que la mía).

(...)tenía ladrillos sobrantes de otra obra, vivo frente a un parque, así que la paja se encontró sin dificultad y tierra no fue problema encontrar.

El 15 de octubre de este año empezamos, casi sin ponernos de acuerdo en nada. ¡Empezamos...!

(...)La idea era hacer una loza algo más grande que el horno para usar el sobrante como mesada. La hicimos de 160 cm. por 130 cm.

Medimos un círculo de 130 cm. que marcaría el perímetro externo del horno y mandamos a hacer la puerta.

Si bien vimos que mucha gente hacía el piso con vidrio molido y sal, nosotros decidimos hacerlo con vidrio molido (30 botellas aprox.) y tierra refractaria (unos 5-6 Kg. aprox.)

Sobre ese fondo, hicimos un colchón de barro y colocamos ladrillos comunes, todo pegado con barro (hecho de tierra negra y agua).

El resto fue, cuestión de pegar medio ladrillo tras medio ladrillo siguiendo la guía de un compás (en nuestro caso una X de 90 cm. con una maderita pivotante de 45 cm., que marcaría la altura del horno).

Las primeras hileras fueron fáciles, pero a medida que la altura marcaba la necesidad de acercar más los ladrillos al cenit, la cosa se puso peluda… así que esperando que fragüe, discutiendo con mi viejo, amigándonos, y con mucha paciencia llegamos arriba sin que nada se derrumbara.

Muchos sugirieron que hiciéramos un armazón de madera que sostuviera a los últimos ladrillos en la parte más alta. Maderas que luego se quemarían sin  problemas con el primer fuego del horno…, pero un poco por tercos y otro poco por osados nos jugamos en, dándole el tiempo necesario de fraguado, ir hilera por hilera y ver si resistía…,y con mas suerte que conocimiento…, !funcionó!!

De ahí solo fue revocar con barro y paja y dejar que se secara; revocar nuevamente tapando las rajaduras que se habían formado, y así por tres capas.

 

Materiales y algo más:

Nos llevó 2 semanas en total. Unos 115 ladrillos. Unas 5 carretillas de barro. Como 30 botellas picadas. 2 Kg. de paja. 5 o 6 Kg. de tierra refractaria. Dos peleas y dos reconciliaciones.

Si lo tuviera que hacer de nuevo lo haría igual, pero algo si le cambiaría: pondría los medio ladrillos mirando para afuera en su parte mas rústica (donde se hicieron los cortes) eso, me parece, que le daría mejor superficie para que el barro del revoque se pegue y del lado interno quedaría mas parejo… Ah  un dato importante  es que atrás, por recomendación de alguien que tiene horno, en vez de colocarle un caño con palometa para regular la salida de humo y la pérdida de calor, dejé un orificio de unas 2,5 pulgadas y construí un tapón de las misma medida con manija y que tuviera el ancho de la pared. Pierde mucho menos calor que el caño…; me gustó la idea.

 

 

El Horno de Oscar Lucero, en el barrio Alfar de Mar del Plata.

¡Ya tengo mi bonito horno de barro! Han venido amigos, expertos en pan, pizza, y se han lucido. La discusión con mi padre,(constructor del horno) fue que él lo quería hacer de 0,80 de diámetro, y yo lo quería de 1,00 metro, para poder cocinar un chanchito grande, así que lo hizo a mi gusto, y al entregar la 'obra', me dijo con ironía:'ahora quiero ver el chanchito!' Así que este año, siguiendo vuestras instrucciones, cociné mi primer lechón en mi primer horno de barro, honrando su cumpleaños 83. Fue un éxito, ¡gracias mil! Les cuento que el horno tiene la boca hacia adentro de la casa, pegada a mi parrilla, también interna, y estoy orgulloso de mi horno, y de mi padre! Cuando gusten, tengo mi rancho en el Barrio Alfar, ¡con una puerta muy amplia!


 

 

El Horno de Jorge Armando Llamas Lang: un horno a puro hierro.

desde Nogales, Sonora, México, frontera con Estado Unidos.

 

 

 

 

El Horno de Carlos Melián, Paysandú, Uruguay.

Con todo el fervor patrio que ponen los hermanos uruguayos a sus cosas, les presento el horno de Carlos:

 

 

 

 

 

 

Google

Web www.pasqualinonet.com.ar

Atrás al  Horno de Barro

 

Pasee por los Sitios de La Cocina de Pasqualino Marchese

 

Enviar correo a  Contacto  con preguntas o comentarios citando lugar de residencia.
Todos los derechos reservados  La Cocina de Pasqualino Marchese

Última modificación: 31 de octubre de 2017